Nos mataron a Orlando Zapata Tamayo.

24 feb. 2010


Una vez más la injusticia se seba con un opositor pacifico en Cuba. Orlando Zapata Tamayo.

La tierra imperial de la familia Castro. Cuba, el país al que muchos que abrazan la democracia y las libertades se atreven a defender en foros internacionales, confundidos quizás, otros atraídos por el canto de sirena de los material y de las gratuidades que no dejan de ser una falsa mas, otro instrumento de engaño para preservar solo un interés, que la omnipotente familia Castro siga en el poder.

Orlando hoy no te puedo decir que descanses en paz porque la crueldad que te han infringido tus verdugos es dantesca, tu alma debe estar vagando en pena por toda la isla, tus reclamos de justicia deben retumbar en todos los rincones del país y especialmente en los oídos de los desalmados verdugos que aprobaron y te otorgaron tan fatal destino. Sé que un día no muy lejano podrás descansar en esa paz que pedimos para ti y que añoramos todos los cubanos de dentro y de fuera del país.

Pero si te puedo decir y digo ¡QUE EN GLORIA ESTES! Porque mereces la gloria eterna, pasas a engrosar la larga fila de las víctimas que ha dejado la dictadura más cruel de toda América latina en su senda de represión y miedo a cambio de no abandonar el poder y el control único de una sola familia, tu ejemplo nos debe dar más fuerzas y agresividad en nuestra lucha por las libertades en Cuba, creo personalmente que no vamos bien encaminados en nuestra lucha, no. Tenemos que despertar nuestra rebeldía y manifestarla contundentemente contra todos los que defienden o representan a tu asesino, a ese que ha roto millones de familias cubanas en este largo medio siglo de trágica dictadura.

De la justicia no tienen nada que temer los pueblos, sino los que se resisten a ejercerla.

La muerte no es verdad cuando se ha cumplido bien la obra de la vida. José Martí.

1 opiniones:

aserecubano dijo...

Nuestro hermano Orlando Zapata Tamayo nació varón y a muerto hombre, hombre recto, hombre viril como mas le duele a las alimañas que le mantenían preso, tuvo el valor de no doblegarse al castigo injusto que le infringieron, a tenido mas valor y mas hombría que el malvado que desgobierna desde un sillón de ruedas, que se mando a correr en el Moncada, que todos los cubanos lo sabemos, que Camilo se lo echo en cara y a cambio lo desapareció del mapa.
Orlando ha muerto y un trozo de nuestra dignidad se nos ha ido con el.

Roy Tanck's Flickr Widget requires Flash Player 9 or better.

Get this widget at roytanck.com